sábado, 25 de mayo de 2013

¡Jesús!

¿Sabéis por qué se dice "¡Jesús!" cuando alguien estornuda?
Esta curiosidad se remonta a la Antigua Roma, los romanos empezaron a usar la expresión como respuesta al estornudo. Esta costumbre comenzó hacia el año 590 d.C. cuando una enfermedad llamada "peste" empezó a propagarse por Europa. Para combatir la peste, el papa de esa época Gregorio Magno, ordenó rezos, procesiones y plegarias constantes. 
A aquel que estornudara se le debía contestar inmediatamente con la exclamación "¡salud!", que funcionaba como una oración para bendecir el lugar y evitar el desarrollo de la peste. La costumbre permaneció así desde esa época y hoy se sigue usando pero con la exclamación: "¡Jesús!", siendo considerada como un acto de cortesía, o de buena educación.
Otras curiosidades:
Se dice también que los egipcios y los griegos creían que los estornudos eran una advertencia divina. Se consideraban buenos si eran por la tarde, malos si eran por la mañana y una terrible señal si alguien estornudaba al levantarse de la cama o de la mesa. Nada bueno se podía esperar a los que estornudaban por el lado izquierdo, mientras que hacerlo por la derecha se consideraba favorable.
Los griegos solían decir: "¡Vivid!" y "¡Qué Júpiter te conserve!", cuando alguien estornudaba. Por su parte. los romanos exclamaban: "¡Salve!" ante un estornudo.
En Roma, los primeros cristianos, cambiaron al dios Júpiter, por Jesús, así cuando oían a alguien estornudar, al decir Jesús, era como si pidieran a Dios que lo apartara del peligro, ya que en esa época la peste era una gran epidemia a la que se  temía.
Espero que os haya resultado curiosa esta historia y que ahora, cuando estornudéis os acordéis de ello.

miércoles, 22 de mayo de 2013

"Poner la mano en el fuego"

Prueba de fuego: Edad Media
Otra frase que tiene sus orígenes en la Edad Media es: "Poner la mano en el fuego", seguro que también la habéis usado alguna vez. Hoy en día tiene el significado de confiar en alguien ciegamente, sin ningún tipo de dudas, también se usa para manifestar apoyo incondicional a alguien en quien tienes total confianza. Pero no siempre ha sido así, os contaré la historia de donde proviene.
La procedencia de esta expresión se remonta a la época en la que se practicaba una ceremonia llamada: "Ordalía o Juicio de Dios", era un tribunal de justicia de la Edad Media que juzgaba con una serie de pruebas a las que se sometía al acusado para dictaminar su culpabilidad o inocencia. Este ritual, se hacía de diferentes formas, casi todas consistían en pruebas de fuego.
Una de esas pruebas era que el acusado debía sujetar con las manos unos hierros candentes, es decir, hirviendo. Otra prueba consistía en introducir las manos en una hoguera, en ambas, si el preso era capaz de salir ileso o con pocas quemaduras, significaba que Dios lo consideraba inocente y no debía recibir castigo alguno.
Así pues, la prueba de fuego de estos juicios medievales, servía para demostrar la culpabilidad o la inocencia del acusado. Pero no solo en la Edad Media, existían estas pruebas, ya en épocas anteriores, con los visigodos y los vikingos, se realizaba la prueba de fuego, aunque podían existir otras variantes, por ejemplo el acusado debía andar descalzo sobre seis u ocho rejas de arado al rojo vivo. En cualquier caso, si éste salía ileso o con muy pocas heridas, su inocencia estaba probada, en caso contrario, era condenado.
Pues ya sabéis de dónde viene esta famosa frase. Otra curiosa historia de la Edad Media.
Fuentes:http://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/icual-es-el-origen-del-dicho-poner-la-mano-en-el-fuego
http://es.wikipedia.org/wiki/Prueba_de_fuego

sábado, 18 de mayo de 2013

Dichos de la Edad Media: "Dejar en la estacada".

Seguimos con otra frase hecha que seguro que habéis utilizado alguna vez pero que no sabréis cual es su origen.
Hoy en día esta frase hecha viene a decir que alguien es abandonado a su suerte cuando está en situación de peligro o de necesidad, es decir, que cuando tienes un problema y necesitas ayuda, no encuentras a nadie que te eche una mano.
El origen de la frase: "Dejar en la estacada" viene de la Edad Media y de los antiguos caballeros medievales. "La estacada" en esa época era el campo de batalla en el que se celebraban los torneos, justas y demás competiciones entre caballeros. Estos lugares se situaban en las afueras de las ciudades en donde se celebraban los duelos. El lugar tenía forma de cuadrado y estaba rodeado por estacas de madera, de ahí viene el nombre "quedar o quedarse en la estacada", ya que cuando un caballero era herido y caía al suelo, abandonaba el combate, entonces se decía que dejaba a los otros en la estacada y por lo tanto en inferioridad numérica. 
Así que cuando el caballero decía: "Me dejaron en la estacada", quería decir: "Me dejaron solo ante el enemigo". Curiosa historia, ¿verdad?.

domingo, 12 de mayo de 2013

¡Hablando del rey de Roma...!

Seguro que todos habéis oído alguna vez esta expresión y también la habréis utilizado. Para empezar os comentaré que significa. Esta famosa frase se usa cuando un par de personas están hablando de otra y justo en ese preciso momento aparece la persona de la que estaban hablando. Como los que están hablando notan que el recién llegado se ha dado cuenta de que hablaban de él, se suele decir: "Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma". Cómo diciendo: "¡qué casualidad, justo estábamos hablando de ti"!
Veamos ahora el origen histórico de la frase "Hablando del rey de Roma"
Este dicho popular es usado desde tiempos inmemoriales hasta ahora. 
Se dice según la Inciclopedía, (que es una versión en clave de humor de la Wikipedia), que todo se inicio en Roma, donde los sabios de ese tiempo buscaban alguna frase insultante que a la vez no fuera muy grosera, para designar a alguien que despreciasen. Se cuenta que a veces habían personas que incomodaban a los senadores en el Senado, por lo que las simples miradas o frases del tipo: "lárgate de aquí" no eran suficientes, por lo que buscaron una frase que sirviera como código secreto para insultar finamente al estorbo y que todos se pudieran burlar de él. Fue así como alguien inventó el chiste-insulto más gracioso de toda la historia de Roma, pero en un origen no se decía "rey de Roma", sino "ruin de Roma", ya que nunca había sido rey de Roma el aludido, pues los creadores de esta frase no querían de ningún modo faltar al respeto a su Dios, ya que el emperador romano o rey, para ellos era un ser superior y si se referían a alguien como "rey" podía suceder que éste les mandara algún castigo divino o algo por el estilo.
Con el paso del tiempo, el dicho popular se fue modificando sustituyendo "ruin" por "rey".
Curiosa historia, ¿no os parece?

martes, 7 de mayo de 2013

El nombre de los meses del año

En la entrada anterior os comentaba que los meses de año provenían de la Antigua Roma, ahora os comentaré de dónde viene el nombre de cada mes. Seguro que os resulta interesante.
  • Enero: Este fue el primer mes añadido, recordaréis que el calendario primitivo solo tenía diez meses. Su nombre antiguo era Ianuro, en honor al dios Jano que era el protector de puertas y entradas. Este dios era representado con una vara y una llave.
  • Febrero: Fue el segundo mes añadido por el segundo rey de Roma, Numa Pompilio, lo dedicó a Plutón o Februodios etrusco de los Infiernos, el equivalente romano era Plutón. Proviene de "februa", era un festival romano de purificación.
  • Marzo: Proviene del dios romano Marteel dios de la Guerra.
  • Abril: Viene de la palabra latina "aperire" que significa "abrir", ya que en la primavera empiezan a abrirse las flores, o del griego "afros" que significa "espuma", de la que surgió la diosa Venus, se dedicó este mes a la fertilidad.
  • Mayo: Viene de la palabra latina "majorum" que significa "mayores". Es un homenaje a los ancianos o protectores del pueblo. Otros atribuyen su origen a la diosa Maya, esposa de Vulcano.
  • Junio: Nombrado así por Junola diosa del matrimonio, también se dice que proviene de la palabra latina "junior", representado por un segador de heno, sería un homenaje a los jóvenes.
  • Julio: Debe su nombre a Julio César, que nació en este mes. Se representa con un segador recolectando trigo.
  • Agosto: Es un homenaje al emperador Augusto, sobrino e hijo adoptivo de César, fue el primer emperador romano, César Augusto.
  • Septiembre: Al ser el séptimo mes del antiguo calendario romano conservó su nombre, "septem". Está dedicado al dios Vulcano.
  • Octubre: También conserva su nombre original al ser el octavo mes, "october". Se simboliza con las tareas de la siembra o la vendimia.
  • Noviembre: Al ocupar el noveno lugar en el calendario antiguo, también conserva su nombre "novem".
  • Diciembre: Del mismo modo se llama así porque ocupaba el décimo lugar en el calendario antiguo, era el mes diez o "decem".

viernes, 3 de mayo de 2013

Origen de los meses del año

Hace poco os contaba sobre el origen de los nombres de los días de la semana, os contaré ahora de dónde vienen los nombres de los meses del año.
Los nombres de los meses del año vienen de la Antigua Roma. En un principio solo existían diez meses y el año empezaba en Marzo, el mes de la primavera. Así los nombres de los diez meses eran: Martius, Aprilis, Maius, Iunius, Quintilis, Sextilis, Septembris, Octobris, Novembris, Decembris. La duración de los meses era de treinta y un días para cuatro de ellos (Martius, Maius, Quintilis y Octobris) y treinta días para los demás, de tal manera que la duración de los meses quedaba en orden sucesivo: 31, 30; 31, 30; 31, 30, 30; 31, 30, 30; con la duración total del año de 304 días. Antes, los meses de Enero y Febrero no contaban, pues no tenían actividades religiosas ni agrícolas.
Julio César  y Sosígenes
Más tarde el calendario fue reformado por el emperador Julio César, pues se dio cuenta que por su duración, no se podían ajustar los meses a los ciclos solares. Así con la ayuda de Sosígenes, un famoso astrónomo egipcio, ajustó la duración de los meses e introdujo la costumbre de agregarle un día al mes de febrero cada cuatro años, para ajustarse al sol. También cambió el principio del año del 1 de marzo al 1 de enero, mes al que llamó Januarius y a febrero, Februarius. Este calendario empezó a funcionar en el año 46 a.C. y lo seguimos utilizando tal cual en la actualidad.
Más tarde el mes Quintilis, fue llamado Julius, en honor a Julio César. Después de su muerte, el siguiente mes fue nombrado Agosto en honor a su sobrino César Augusto. Como curiosidad, cuando éste se dio cuenta de que Julio tenía 31 días y Agosto solo 30, mandó quitar un día a Febrero y añadírselo a su mes.
En otra entrada os contaré porqué cada mes se llama así, es bastante interesante y seguro que os resultará curioso.
Fuentes: Wikipedia y http://anavasquez.com/2011/03/

miércoles, 1 de mayo de 2013

El 1 de mayo

Hoy ha sido fiesta, pero seguro que no sabéis porqué se celebra este día festivo. Os contaré por qué.
El 1º de mayo se celebra el Día Internacional del Trabajo. En muchos países se realizan grandes desfiles o manifestaciones de sindicatos y trabajadores, en los que se reclaman mejoras en la situación laboral del país.
El origen del 1º de mayo se remonta a 1886, cuando Albert Parsons líder de la organización laboral "Caballeros del Trabajo de Chicago", dirigió una manifestación de 80.000 trabajadores a través de las calles de Chicago, solicitando la reducción del horario laboral a ocho horas diarias. En los siguientes días se unieron a esta demanda 350.000 trabajadores de América, que iniciaron una huelga nacional que afecto a más de mil fábricas. El grupo de huelgistas se dirigió a una fábrica cercana a manifestarse. Pronto llegó la policía, abrió fuego y mató por lo menos a uno de los trabajadores, hiriendo a muchos más. 
Por ello, cada primero de mayo se celebra el día del trabajo y de los derechos de los trabajadores, para conmemorar a aquellos mártires de Chicago, los cuales solo querían reivindicar sus derechos laborales, hoy en día considerados básicos.
Fuente: Wikipedia
Os dejo un vídeo sobre el 1º de mayo. ¡Curiosa historia!, ¿no os parece?
Fuente. Youtube subido por Enlace México 1.